La mala postura corporal conlleva riesgos de sufrir lesiones o dolores musculares en diferentes partes del cuerpo, sea por exceso de ejercicio físico o sobrecarga muscular. El tratamiento del dolor muscular es uno de los ámbitos de la fisioterapia, que cuenta con técnicas específicas para aliviar el dolor y restablecer la buena salud de nuestro cuerpo.

 

Cómo aliviar el dolor muscular con técnicas de fisioterapia

El hecho de no tratar las consecuencias de una mala postura, nuestra calidad de vida puede verse afectada. Algunos de los dolores corporales más habituales son los lumbares, los cervicales, así como las lesiones musculares y articulares. Además, también puede afectar a nuestra salud cognitiva con dificultades de concentración, sensación de fatiga, estrés y ansiedad.

A continuación detallamos algunas de las técnicas que aplicamos a Ignis Centro de Fisioterapia para tratar y controlar el dolor en patologías específicas.

 

Diatermia para lesiones y roturas musculares

La diatermia es un tratamiento específico para tratar lesiones deportivas, tendinitis y roturas musculares. El tratamiento consiste en aplicar un sistema de radiofrecuencia que genera una corriente eléctrica y un calentamiento interno para actuar sobre la musculatura a tratar, ligamentos, articulaciones, etc. provocando una estimulación celular de la zona afectada.

Gracias a la regeneración de los tejidos, la sensación de dolor disminuye y el tiempo de recuperación se reduce debido al rápido incremento metabólico de los tejidos.

 

Punción seca para contracturas musculares

La fatiga muscular suele producirse cuando trabajamos demasiado tiempo sentados o de pie, adquiriendo malas posturas corporales que acaban produciendo contracturas musculares. Una opción poco conocida para aliviar el dolor muscular es la Punción seca.

El tratamiento se lleva a cabo introduciendo una aguja de acupuntura a través de la piel para relajar el músculo dolorido en el «punto gatillo miofascial» (PGM).

 

Ondas de choque para tendinitis crónica y contracturas profundas

Las ondas de choque es uno de los tratamientos específicos para tratar el dolor de tendinitis crónica, las calcificaciones o bien por puntos de contracturas más profundas.

Las ondas acústicas de energía se aplican en la zona dolorosa a tratar. El aumento de la circulación en la zona favorece la recuperación más rápida del dolor y ayuda a restablecer el proceso de curación.

 

 

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar la vostra experiència. Suposem que estàs d’acord si continues navegant.    Política de cookies
Privacidad