Actualmente, el dolor de espalda es un problema muy común. Puede afectar en cualquier etapa de la vida y llegar a ser un obstáculo altamente limitante en nuestro dia a dia. Las consecuencias de una mala postura pueden atribuirse al estrés, los hábitos sedentarios y la falta de conciencia corporal.

La columna vertebral es la base esencial del movimiento, la estabilidad y la protección del sistema nervioso. Por ello, cualquier desequilibrio puede ser especialmente incapacitante, lo que hace que el mantenimiento regular de la espalda sea crucial. Cuando aparece el dolor, nos volvemos más conscientes de la importancia de mantener nuestra espalda sana.

 

¿Qué consecuencias tiene la mala postura corporal?

 

Dolor lumbar a causa de las malas posturas debidas a pasar horas sentados en posición encorvada en el trabajo, permanecer de pie durante periodos prolongados con la pelvis inclinada hacia delante o transportar cargas pesadas, pueden provocar dolores de espalda y otros problemas musculoesqueléticos derivados de un estilo de vida inactivo.

Dolor de cuello y de la parte superior de los hombros, que suele estar causado por una tensión excesiva en las articulaciones de las últimas vértebras cervicales, que a menudo se produce por permanecer sentado durante un periodo de tiempo prolongado. También puede atribuirse a contracturas derivadas tanto del estrés, como del mantenimiento de esfuerzos o posturas inadecuadas.

El riesgo de lesiones aumenta puede aumentar al adoptar una mala postura, el peso del cuerpo se distribuye de forma inapropiada, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones y dejar desprotegidas determinadas zonas del cuerpo.

 

¿Cómo aliviar el dolor de espalda y mejorar nuestra salud corporal?

En fisioterapia, trabajamos la reeducación postural del paciente como forma de aliviar las molestias causadas por las alteraciones musculoesqueléticas, a causa de las malas posturas adoptadas en nuestra vida diaria. El objetivo de la Reeducación Postural Global (RPG) es ganar elasticidad, recuperar los bloqueos articulares y tratar las contracturas musculares.

La RPG está indicada para aliviar afecciones dolorosas de la columna vertebral, el dolor cervical y el dolor lumbar, las hernias discales y las protrusiones discales, además de dolencias relacionadas con las articulaciones y los tendones como el síndrome del túnel carpiano o la fascitis plantar. Además, actúa de forma preventiva en la higiene postural en la preparación del parto y post-parto y en la higiene postural en el ámbito laboral.